miércoles, 25 de febrero de 2009

La sonrisa de la luna

Como tengo escasa la inspiración para actualizar el blog, publicaré una poesía que incluyo en mi libro "Atrapando versos", como prometí hace un tiempo. Espero que os guste.

Hermosa, radiante, luminosa,
luce la luna en el jardín
me mira, me guiña el ojo,
creo que solo me alumbra a mí.
La luna, que con su sonrisa
encubre amores fugaces,
y sale de entre las sombras.

Cómplice de aquellos besos
que supo que eran sinceros,
de los románticos momentos
que nos brindó con su luz.

La luna que nos miraba,
que supo que nos quisimos,
testigo de aquel momento,
de aquellos besos prohibidos
efímero amor de verano
que vivimos hace siglos.

La luna estaba presente
en aquellas despedidas,
con su sonrisa radiante,
con su luz, con su alegría
La luna nos escuchaba
en tan lejanas promesas,
en las caricias sinceras,
en las miradas perdidas.
La luna que, fiel testigo
me acompaña cada noche,
al sentarme en mi rincón
tiene un halo de reproche.
Me recuerda aquellos besos
que me dabas a escondidas,
ocultándonos del mundo
mientras miraba… y reía.

11 comentarios:

Bego dijo...

La luna tiene que estar orgullosa de haber inspirado este poema, y tú por haberlo escrito.

Un saludo.

Lunaria dijo...

Tengo que felicitarte porque hacía tiempo que no recordaba momentos de mi vida al leer un poema. El tuyo me evocó recuerdos de tiempos pasados que son muy gratos.
Gracias.
Un besote.

Natalia Pastor dijo...

Un poema maravilloso.

"La luna que, fiel testigo
me acompaña cada noche,
al sentarme en mi rincón
tiene un halo de reproche".

Me encanta este verso.
Un beso.

Mª Ángeles dijo...

No lo dudes Bego, estoy contenta porque ha gustado mucho, pero no sé si es tan bonito como todos me decís.
Gracias por tus palabras
Un beso

Mª Ángeles dijo...

Lunaria, a mí me encanta la luna y me inspira cosas bonitas, aunque este poema tenga mucha fantasía.
Me alegra que mi poema te haya recordado gratos momentos. Todos merecemos acordrnos de aquello que nos ha hecho felices y a menudo olvidamos.
Un beso

Mª Ángeles dijo...

Gracias por tus palabras NAtalia, es un orgullo para mí que digáis estas cosas tan bonitas de unos versos a los que yo no les había dedicado tantos elogios.
Seguiré colgando alguno más.
Gracias por tu comentario y un besote

SUSI dijo...

fijate que esta tarde miéntras atardecía, mirabamos desde mi terraza mi hija de siete años y yo la luna,y acabo de leer tu verso y me has emocionado.
gracias por exponerlo

Mª Ángeles dijo...

Gracias por tus palabras Susi, vosotras sí que me emocionáis a mí con esas cosas bonitas que me decís.
Me alegro que te haya gustado.
Un beso

Sandra dijo...

Que bonita manera de escribir, me gustó el poema!

Estaré visitándote para seguir leyendo lo que escribes.

Besos!!

Mª Ángeles dijo...

Hola Sandra, me alegra que te guste mi blog aunque lo tengo un poquito abandonado; actualizo más el otro.Sin embargo, a éste le tengo mucho cariño porque en él puedo escribir historias y poesías que en el otro no tendrían cabida.
Un beso y gracias por tu visita y comentario

ana dijo...

Y es que la luna me inspira, como a ti en este poema.

Precioso, sin duda alguna.

Es un placer saludarte, y me apunto a seguirte.

Un beso muy fuerte.