miércoles, 17 de febrero de 2010

Carnaval de La Bañeza

Parodias de todo tipo han tenido lugar en los cuatro días de Carnaval propiamente dicho, aunque hay quien dice que el Carnaval se hace todo el año. La verdad es que donde el carnaval se hace bien, como en La Bañeza, lleva mucho tiempo y mucha dedicación, pero también es verdad que hay quien sólo necesita un rato para echar un vistazo a los enseres que atesora en el baúl de años pasados y una buena dosis de imaginación, para dar rienda suelta a un personaje real o inventado que se ajusta perfectamente a sus medidas.
Dicen que para vivir el Carnaval de ese modo hay que llevarlo en la sangre y debe ser verdad, ya que ni las gélidas temperaturas, ni el cansancio, ni la crisis, ni ningún otro problema añadido –que seguro que los hay- han podido con la tenacidad de los carnavaleros de toda la vida a la hora de echarse a la calle enfundados en un traje que les hará cambiar de aspecto por unas cuantas horas, traje que muchas veces, es incómodo o difícil de llevar con la soltura que se lleva.
Ayer, durante más de dos horas pude percibir como año tras año, el espíritu carnavalero se impregna del ambiente y todos, tanto los más aficionados a los efluvios de Don Carnal, como a los menos, se nos metía en el cuerpo la sintonía con la que todo el cortejo pasaba ante la atenta mirada de miles de personas que, ateridas de frío esperábamos en las calles bañezanas para ver todo el desfile, mientras que pensábamos que un año más, la imaginación y las ganas de divertirse, superan con creces a cualquier otro problema que pueda surgir.

7 comentarios:

*Luna dijo...

Hola cielo el carnaval es para vivirlo a mi me encanta
un beso corazon

Ra dijo...

Hola MªÁngeles. Me alegro de que hayas disfrutado del Canaval de tu tierra. A mí me hubiera gustado disfrutarlo como otros años anteriores, pero las circunstacias no me lo permitieron y el tiempo no acompañó ni tan siquiera un poquito. A ver para el próximo, jejeje.
Ni te imaginas la de veces que he parado en La Bañeza.
Besotes.

Álvaro Tilo dijo...

Hola Mª Ángeles:
Nunca he sido nada "carnavalero", pero me gusta ver como los demás se divierten y lo pasan bien.

Donde vivo, supongo que tu tierra lo mismo, hizo frío, frío y a ratos nevaba, pero bueno, hubo ambiente en las calles y eso es lo que cuenta.

Un abrazo y hasta la próxima.

Mª Ángeles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mª Ángeles dijo...

Gracias por tu comentario Luna. A mí también me gusta: me encanta eso de colocarme el disfraz y saber que no me conocen.
Un besote

Mª Ángeles dijo...

Hola Ra, espero que el próximo año puedas disfruar de esta fiesta. En cuanto al tiempo, en León siempre tenemos temperaturas similares aunque este año casi han sido extremas; de todas formas, a los carnavaleros bañezanos no hay quien los pare.
Cuando vuelvas a venir por aqui, si te coincide avisas y tomamos un café. Estaré encantada de invitarte.
Besos

Mª Ángeles dijo...

Hola Álvaro, la verdad es que aunque no seas carnavalero, el carnaval entra por todos los rincones y se contagia. A mí me encanta aunque sólo me disfrazo en contadas ocasiones. Hay una fiesta aqui, la noche bruja, en la que todo el mundo se disfraza y yo esa sí que no me la pierdo. El resto en los desfiles, prefiero ir de "oyente", aunque nada como ir dentro de la comitiva para que las gélidas temperaturas no se noten.
Este año frío frio, pero ni la nieve impide que en La Bañeza se celebre el carnaval por todo lo alto.
Este año ampliamos hasta hoy sábado, con el baile de piñata.
Un lujo vivir los carnavales de La Bañeza.
Gracias por tu comentario