domingo, 21 de febrero de 2010

Fin del Carnaval

Imagen de consaboracanela.blogspot.com
Hoy me levanté tarde, la verdad es que estuve de fiesta en Astorga –remate final de los carnavales, con el sábado de Piñata- como ya es una tradición de toda la vida, me acerqué a la vecina ciudad a disfrutar de unos carnavales que siempre me han gustado y a los que nunca dejo de asistir. Aprovechando para echar unas charlas con mi querida amiga y disfrutar un poco más de las carnestolendas que tocan a su fin.
Como decía, me levanté tarde y como vi que todo lo que abarcaba mi vista estaba nevado, decidí meterme un rato en la cocina y hacer algunas cosillas golosas: un postre casero (tarta de queso), un bizcocho para desayunar unos cuantos días y un chocolate con churros para un domingo de nieve (por la tradición de celebrar el final del Carnaval con chocolate)… mirando de reojo la báscula que parecía recordarme mi eterna promesa de adelgazar unos kilitos.
Total, que entre los postres, los correos electrónicos del fin de semana, un paseíllo por los blogs de mis amigos y el café de media tarde con la consabida tertulia, se me pasó el tiempo y no me enteré. Supongo que es lo bueno que tienen los domingos, lo malo es que llega el lunes con más rapidez de la deseada y comienza una semana más en la que el reloj manda y no podemos poner remedio a la velocidad que lo hace. Sólo podemos hacer una cosa: disfrutar de ese tiempo al máximo.

8 comentarios:

Gara dijo...

Pues si, ¡¡¡ qué lástima !!!

Ayer fue mi úlimo día de fiesta para poder descansar hoy y estar mañana bien despierta para trabajar, que ya está bien de vacaciones.

Los Carnavales son una buena terapia para olvidarse por unos días de los problemas, salir de la rutina y disfrutar de la fiesta con tu amor, amigos y gentío.

Un abrazo

*Luna dijo...

Los carnavales son una buena terapia para poder disfrutar
un beso y feliz semana

Álvaro Tilo dijo...

Sólo queda un año (se pasará mucho más rápido que lo que nos gustaría) y de nuevo los carnavales. Será mejor que haga sol, calor y así no tengas opción ni tentación de refugiarte en la cocina con esos postres; la báscula, que suele ser muy puñetera, a lo mejor te recuerda algo en forma de rayitas o números que no te va a gustar nada.

Me alegro que lo pasaras bien. Es estupendo disfrutar por todo.

Un abrazo

Ra dijo...

Desconocía esa costumbre de celebrar el final del carnaval con chocolate y me gusta!!! mmmmmmm!!!
Besos.

Ra dijo...

Desconocía esa costumbre de celebrar el final del carnaval con chocolate y me gusta mucho!!! mmmmmm!!!
Besos.

Natalia Pastor dijo...

El carnaval,como dice Luna es una magnífica terapia de "desintoxicación" para huir del día y día y saltarse,por breves instantes lo cotidiano, para dar rienda suelta al relax , la diversión y el esparcimiento.
Saludos.

Merchi dijo...

Hola Angeles!!. Acabo de pasar por mi blog y vi tu comentario. Te contesté allí, pero he pensado que debería visitarte también, conocer el tuyo de paso, y decirte que como has puesto el enlace de mi blog debajo de la foto, no hay problema ninguno. Asi que deja la foto, no pasa nada ¿vale?.

Muchas gracias por avisarme y por tu visita a mi cocina, espero que volvamos a leernos.

Un besito :)

Selma dijo...

Hola cuore, como va tanto tiempo hermoso tu blog como siempre y me encantan los churros y ni te digo con chocolate. Hermosa la plantilla te felicito. Besotes muchos.