miércoles, 3 de marzo de 2010

Inspiración otoñal

imagen de planetagris.net
Hoy es uno de esos días en los que “algo” invita a escribir: tal vez sea la lluvia o la tarde tristona lo que incita a las musas recónditas a mostrar alguna idea con la que sorprender a quien suscribe. Ya os lo he contado más veces, que el otoño me pone a escribir historias y poemas y hoy, a pesar de haber dejado atrás la mencionada estación hace varios meses, tras la ventana lo único que se percibe es un día “otoñal”.
Después de colmar de pensamientos algunos archivos Word de esos que voy atesorando para rellenar mi próximo libro, le toca al blog. Me imagino que mi Rincón de las historias se sienta abandonado y triste porque se esperaba de mí mucho más de lo que al final le toca, pero ¡esto es lo que hay querido blog! Hablaba del tiempo y al final me voy por las nubes…
Es en épocas lluviosas y días grises cuando más me inspiro, no sé por qué, pero en realidad todos los años me pasa. Siempre vienen a mi mente palabras como “melancolía”, “tristeza”, “añoranza”, como si algo pasado quisiera ser recordado o como si mi mente se empeñara en rememorar algún suceso de tiempos pasados. Tampoco sé por qué mis poesías suelen tener tintes de recuerdos o se centran en algo que fue y ya terminó.
A veces me paro a pensar y no encuentro ninguna similitud con algo que haya vivido anteriormente. En fin, cosas del subconsciente. Debe de ser como cuando uno se despierta de un sueño extraño y se empeña en sacar conclusiones y parecidos y lo único que encuentra es una situación absurda. Lo curioso es que a veces me ha pasado así: sueño algo que no tiene pies ni cabeza e intento entender y descifrar el lugar, los personajes, la situación, el significado y lo único que consigo es pensar en otra cosa y olvidarme del disparatado sueño.
Con lo que escribo en días así, me pasa algo parecido: le busco alguna similitud, algún sentido y al final, como no se lo encuentro, si me gusta lo dejo y si no me gusta, con ese “botón mágico” que se llama eliminar, desaparece como por arte de magia y se acomoda en la papelera a dormir y nunca más se sabe de él…

4 comentarios:

*Luna dijo...

Hola cielo que bello texto si los dias de lluvia invita a escribir
un beso corazon

Álvaro Tilo dijo...

Es cierto, M.ª Ángeles, estos días invitan a escribir y es estupendo hacerlo. Es donde y cuando mejor reflejamos nuestra personalidad. Al escribir descubrimos a los demás, nuestra oculta verdad.

Vendrá la primavera y el verano y será momento de que sin dejar de escribir, nos dediquemos más a vivir.

Un abrazo.

Gara dijo...

Estoy plenamente deacuerdo, los días grises son los que nos impulsa a escribir e incluso diría que los mejores escritos, poemas nacen de los momentos más amargos, tristes ...

Un abrazo

Anna dijo...

Hola. Es la primera visita que hago a tu blog. Vengo de la mano de nuestra gran amiga bego.
Me encanta tu espacio, esta muy bien elaborado.
Yo he creado mi blog hace poco ¡¡soy una apasionada de la literatura y escribo mis propias hsitorias.
si te quieres pasar por mi blog aqui te dejo el enlace;
www.tecnocar.com.es/princesa/
Un saludo y mi blog esta siempre abierto a toda opinion.