martes, 6 de abril de 2010

Lo que se me pasa por la mente

¡Cuántas veces he pensado que me gustaría escribir con total libertad! Dar rienda suelta a mi imaginación e ir soltando por estas teclas todo aquello que se me pase por la mente, sin tener en cuenta las buenas maneras, las leyes y el derecho de terceras personas de sentirse ofendidas por mis palabras. Dicen que hay libertad de expresión, pero ná de ná. Pura propaganda. Hay cosas que sólo se pueden contar a la almohada; ¡si lo sabré yo!
Muchas veces cojo el papel virtual (Word) y suelto todo lo que se me imagina, descargo la adrenalina que el día a día y el garrulismo existente me obligan a tragarme de cara a la galería y lleno unas cuantas líneas de barbaridades que no tienen más fin que la papelera de reciclaje: allí a donde tiramos todo lo que no vale, pero que, como terapia es la mejor que te puede recetar el psicólogo…
Algunas veces, hay textos que se escapan al olvido y logran colarse en este rincón, pero no estoy segura que sean merecedores de estar aquí, un lugar por el que pasan personas maravillosas y sólo soy capaz de agasajarlas con una porquería de este tipo. En fin, que hoy es uno de los días que estoy contenta y no puedo dejar pasar la ocasión de apuntarlo en mi libretita, esta que me soporta tantas veces mis malos rollos.

3 comentarios:

Lunaria dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Una quiere escribir, pero no puede, ya que un blog como en este caso el mío en el que me conocen varias personas, hace que me sienta muy limitada a la hora de escribir. Sobretodo cuando quiero descargar esa adrenalina y explayarme sobre lo que considero justo o no. Algunas personas podrian molestarse aún cuando no fuera dirigido a ellas, así que me tengo que aguantar. Es el precio que hay que pagar.

*Luna dijo...

Hola cielo llevas razon en lo que dices yo tambien hago lo mismo y es un abuena terapia
me elegro que hoy estes bien
un beso corazon

Puente de Letras dijo...

Ojalá siempre pudiéramos decir todo aquello que pensamos. Sería una libertad total.
saludos